domingo, 13 de septiembre de 2015

El drama de “la guerra y el hambre”.

Difícil y a veces incomprensible puede parecer para las personas que viven en los niveles límite de la subsistencia percibir acontecimientos que les rodean sin una instrucción.

Difícil e incomprensible para los que recibimos instrucción observar a politólogas como Denise Dresser que ponen imágenes de comparar prioridades del drama de la guerra con Siria a la miseria en Chiapas.



 En México surgen voces críticas a cerca de “a quién priorizar la ayuda” si a los que ya tenemos problemas en el país o a los extraños que vienen de un país desconocido que no nos debe nada y al que nada le debemos.
 La realidad de la interacción de México con el mundo, especialmente con Siria, es que que al menos 150 criminales de origen mexicano participaron en la guerra y la destrucción de la República Árabe de Siria de acuerdo con el Instituto Británico de Defensa, esto al menos en 2013.

 México es ya la décima potencia económica, no únicamente tiene responsabilidades al interior de sus fronteras, miembros de la cámara de senadores lanzaron una propuesta para apoyar a sirios a llegar a nuestro país como parte de ayuda a los refugiados que están llegando en grandes cantidades a Europa. 

México pertenece a la Organización de las Naciones Unidas, no es un país aislado -como Corea del Norte- de los acontecimientos internacionales, por lo cual debe participar abriendo las puertas a refugiados, y hay diplomáticos -como Enrique Berruga- que lo ve como moralmente aceptable, pero en mi percepción es además una obligación de México al no tener la debida atención en inteligencia sobre las actividades de mexicanos en el exterior que comenten actos criminales contra otros países.

 Nuestro país ha sido refugio de asilados políticos, y les dejo una nota para extender esta idea sobre la posición de México en materia de refugiados. Opinión: Sirios en México

Ante Europa o Medio Oriente, México debe ser un actor que participe muy activamente, ya que tiene las herramientas para hacerlo. Por otro lado me parece de vista corta o distorsionada imagen que la politóloga Denise Dresser pretenda como muchos otros mexicanos, cerrar la atención a los temas del exterior para priorizar los temas internos de nuestro país.

México cuenta con diversas instituciones públicas que ya atienden a sectores desprotegidos de la sociedad; y sí, hace falta más y más; además también la participación de los ciudadanos para que no existan imágenes como las de Chiapas, las de Oaxaca, Veracruz, y en el mismo corazón del país donde hay también pobreza y marginación.

Insensato criticarle la ayuda que ha dado a este país la Dra Dresser con la docencia ejercida en el ITAM o su enseñanza en otras instituciones, pero no tiene argumento alguno ni imagen alguna que impida ayudar a sirios, antes o después que a un connacional, son personas, como usted y yo.

Finalmente y esto va para el gobierno mexicano; al recibir refugiados sirios, o de otras latitudes, nuestro país debe reforzar su sistema de inteligencia ya que al concretarse una iniciativa, como la que propone el senado de asilar refugiados de guerra, también implica evitar que intenten filtrarse personas de organizaciones criminales como el ISIS-EIIL a nuestro país y cruzar la frontera con nuestros socios estadounidenses o Canadá como ha estado sucediendo en Europa.

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP