lunes, 27 de mayo de 2013

Contradicciones sobre información en Siria.




¿Quién es quién en los medios de comunicación? referente a los acontecimientos que se suscitan en los países de Medio Oriente inmersos en una guerra permanente debido a las diferentes profesiones religiosas, categorías o subdivisiones.

Los medios de comunicación pesan y pesan bastante respecto a los sectores de la sociedad que quieren hacer llegar su información. De cierta forma, como lector asiduo de diferentes versiones de medios de comunicación, observo la creciente polarización mundial en los mismos respecto a un tema: Siria. El miércoles 22 de mayo de 2013, el periódico La Razón de México con un artículo en su página 23 dice: EU avala envío de armas a Siria, y en este fija una postura al designar al artículo como parte de su redacción en una frase: “De aprobarse por completo, los rebeldes sirios contarían con más equipo para repeler los ataques de El Assad, a los que se le han sumado abiertamente el grupo terrorista Hezbolá.”

¡Un medio de comunicación mexicano calificando de terrorista a un grupo armado sin calificar al bando contrario rebelde también de terrorismo, eso es fijar una postura!

Segundo, observo en una nota de Alberto Peláez en el periódico Milenio: “Hizbolá, Siria y el Mundo”; y curiosamente veo que también sus calificativos de terrorismo van contra Hezbolá, pero hay una razón poderosa que me llama la atención y lo cito: “Por eso también hay tanta ayuda de Hizbolá al régimen sirio. No olvidemos que “gran parte de los sirios son alauitas”, es decir creen en Ali, marido de Fátima, hija del Profeta. “En otras palabras, son chiitas”, adversarios, en ocasiones enemigos, a veces irreconciliables de los suníes que conforman una parte muy importante del mundo musulmán.”

Ahora bien, si Siria tiene una mayoría chiita, ¿Por qué quieren imponer un régimen de fundamentalistas salafistas en aquél país bajo el cobijo estadounidense? Es una pregunta que me cuesta trabajo entender, es contrario a un razonamiento democrático del que tanto presumen. Y el gobierno de Al Assad especialmente tenía una protección a cristianos y suníes que garantizaba cuando menos en este conflicto en la zona de Damasco, pero fue vulnerada por propios suníes fundamentalistas de Al Nusra asesinando a Mohammed Saed Ramadan al-Bouti y secuestrando a clérigos cristianos ortodoxos, secuestrando a miembros de la ONU, o que comen corazones de soldados fieles al gobierno de Al Assad.

Me sigo preguntando: ¿De qué lado está el extremismo?, ¿De qué lado está Estados Unidos al enviar armas a fundamentalistas con tendencias a auto destruir a miembros de sus propias sectas?

Peligroso pensar que la prensa en México ya tenga una postura referente a acontecimientos suscitados en Medio Oriente y no esté entregando información completa o cuando menos neutral u objetiva. Porque en un conflicto como estos siempre existe quién comienza y como responde el agredido. 



Más información: Nota de Alberto Pélaez
Nota: La Razón de México 

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP