domingo, 16 de octubre de 2011

El largo camino de la investigación

Hace unos días platicaba con una de mis amigas del área urbanística sobre nuestras experiencias laborales en algunos de los lugares que desempeñamos nuestras actividades y la queja en ambos era recurrente, la falta de inversión de las empresas en el sector tecnológico y científico que es palpable a primera vista sin necesidad de recurrir a las estadísticas.

Es interesante ver como una empresa va decayendo cuando no se tiene registros de inversión y desarrollo, pero también que estos datos no puedan reflejar los avances o retrocesos productivos, en el caso de mi amiga en el sector gubernamental y en mi caso en el sector privado.

Las empresas mexicanas no están apostando al desarrollo tecnológico ni el gobierno, tampoco a la cooperación e intercambio de datos entre universidades y el sector privado, lo ven desde el ámbito más inmediato, el de "los créditos" pero no desde la percepción más amplia de integración de cadenas productivas.

Científicos, técnicos y empleados de las empresas tienen que hacer su quehacer diario preocupándose por mantener funcionando maquinaria obsoleta y no por innovar en su campo disciplinario.

Los estudiantes de las universidades se preparan para convertirse en obreros más y no para convertir sus esfuerzos en avances para el beneficio social, empresarial y en general económico.

Me temo decir que estamos comenzando a retroceder en la competitividad debido a la inmovilidad universitaria, a la falta de inversión, a un estancamiento de sus procesos administrativos que permitiría la agilidad de creación de empresas esto al parecer consecuencia de un desfasamiento entre lo institucional y administrativo, lo cual en los próximos días me tocará demostrar; y al mismo tiempo es preciso darle una solución inmediata o tendremos consecuencias fatales en todos los campos.

México es una de las economías más grandes del mundo, pero por posición estratégica, por recursos naturales, por brillantes individuos que saben tomar estas oportunidades y ventajas comparativas, no por su cultura, y por eso debemos comenzar a trabajar en este sector que detonará un sistema integral de bienestar.

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP