sábado, 3 de abril de 2010

La fuerza del Protestantismo I

En México en 2010 y también hechos que se están sucediendo en América Latina, son el auge impresionante del protestantismo; la Revista Mexicana de Sociología de enero-marzo de 2010 contempla un estudio sobre el paso de lo religioso al ámbito de la influencia política en Colombia y su creciente influencia en aquél país.

Hay datos interesantes sobre el artículo que me gustaría compartir con ustedes: el primero de ellos es el concepto de “Cleavages” como aquellas diferencias sociales duraderas que pueden ser politizadas, o pueden permanecer latentes, e implican la presencia de fracturas y divisiones étnicas, religiosas, de lengua u ocupación, o divisiones en las cuales los grupos han desarrollado identidades colectivas sobre la base de la existencia de una organización, como iglesias o sindicatos.

Valle de Chalco Solidaridad es un ejemplo de esto, permanece latente una fuerte diferenciación entre los habitantes del municipio y el resto de los municipios del oriente del Estado de México, muestra de ello es su importante cantidad de iglesias evangélicas que para el año 2000 (con más de 50 templos protestantes frente a 35 templos católicos) superaban a las católicas contrario al promedio nacional, por lo que también se espera que en los próximos años, estas comiencen a participar más activamente en el ámbito político de la región (fuente: e-local.gob).

La diferencia radica entre la fuerza política que por siglos ha tenido la iglesia católica, frente a las nacientes iglesias protestantes, las cuales tras haberse consolidado buscarán la representación que hoy carecen en cierta medida.

Entre 1987 y 1995, 11 países latinoamericanos han visto la creación de 30 partidos políticos confesionales, la cúspide de la participación protestante en la política ha sido alcanzada por Jorge Serrano Elías, ex-presidente de la República de Guatemala, según la Revista Mexicana de Sociología.

Las iglesias protestantes en Colombia fueron apoyadas por misiones extranjeras provenientes de los Estados Unidos; el caso de México es algo similar, los migrantes que regresaron a nuestro país trajeron consigo la fe de la cultura que les dio o les está dando prosperidad.

La consolidación en nuestro país de las iglesias protestantes trae consigo la reasignación de poder político, por lo tanto el comienzo de un trabajo por el establecimiento de reglas más claras que diriman conflictos entre credos.
Los lazos colectivos entre las comunidades evangélicas son en ocasiones mucho más fuertes que las partidistas, ya que estas se van cimentando desde las bases de sectores desprotegidos por todos los ámbitos sociales, como el Estatal, político, sindical, incluso por el religioso, en el caso de la iglesia católica que creía alcanzar todos los rincones de nuestra sociedad.

En nuestro país está prohibida la participación política de los ministros de culto, sin embargo su influencia política, electoral y económica está presente; cuyo caso se hace ver en Valle de Chalco. Para remendar el abandono católico, comenzaron a construirse centros educativos como la Mano Amiga (de los Legionarios de Cristo), o la Universidad Tecnológica, lo cual no ha sido suficiente para mantener las bases de fieles en aquel territorio, ya que los evangélicos ingresan a esas instituciones y no existe la expiación requerida por los católicos, por el contrario, afianzan sus valores, sobre llevando las presiones para adoptar el culto católico.

Se cree que a partir de las grandes escisiones o ramificaciones de la iglesia católica se han conformado grupos o iglesias protestantes y humanistas cercanas o que nunca han abandonado la iglesia católica, las cuales han intentado reunificar o regresar al centro de administración en el Vaticano, como paso evolutivo de las órdenes religiosas, ejemplo de esto han sido los sismas del anglicanismo norteamericano e inglés los cuales han vuelto a rendir cuentas al Papa.

La iglesia católica tiene la fuerza cultural y económica para realizar expiaciones y con ello lograr abarcar grandes espectros de la sociedad con necesidades de fe o espirituales, agrupaciones sociales y ó científicas-filosóficas (entiendase una especie de franquicias), desde las creyentes protestantes hasta los llamados laicos y en algunos casos los ateos, sin embargo esto no ha detenido a las congregaciones que escapan a su poder de control.

Uno de los más grandes detractores de la iglesia católica hoy por hoy en México ha sido la Barra Nacional de Abogados Cristianos, quienes constantemente lanzan a los medios de comunicación (dominados por la iglesia católica) llamados al respeto por parte de grupos intolerantes que en ocasiones han logrado el exilio de comunidades enteras, los relatos de odio hacia estas creencias son realmente impresionantes, como la imposibilidad del acceso a los servicios públicos como transporte, seguridad pública o agua para orillar a estas comunidades a abandonar sus lugares de origen, incluso la segregación y persecución.

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP