sábado, 17 de octubre de 2009

La ciudad del pecado.

Estas pueden ser mis últimas lineas escritas en Internet por largo tiempo, por eso procuraré escribir nuevamente en los lapsos más breves posibles a todo el mundo desde el corazón de orbe, y esos lapsos pueden tornarse más espaciados dependiendo los sucesos que vayan ocurriendo en la capital de México.

Mientras eso pasa, les reporto el colapso de los sistemas eléctricos en las inmediaciones del sistema de aguas residuales Acapól desde las 12 del día.

Colapsaron también los sistemas de comunicación, que ahora están funcionando a partir de plantas de motores a diesel, o gasolina. A partir de esto me gustaría plantear los escenarios probables: al no haber electricidad también comenzarán a dejar de bombear en las estaciones abastecedoras de energéticos de PEMEX. Los sistemas de agua y drenaje comienzan a tener estragos.

Recuerdo a las personas que contaban aquellos momentos en que el gobierno auto determinado liberal-social, el de Carlos Salinas de Gortari, le dio vida a este municipio, mandando a levantar miles de postes de luz en el oriente de la Zona Metropolitana del Valle de México. No ha habido sabotaje por parte de los trabajadores de Luz y Fuerza, lo se porque he visto las cuchillas en su lugar, y las personas agredirían de inmediato a los trabajadores que se atrevieran por ser un servicio básico y hoy será costosamente elevado a dimensiones inimaginables ante su carencia (vaticino).

De seguir esto, la economía irá en detrimento rápidamente en la capital, comenzarán con el robo de cable o peor aún el de transformadores, para vender el cobre en su interior y los daños serán irreparables.

Lo peor de esta catástrofe que ha provocado el Gobierno Federal, no lo hemos visto aún.

Les saluda su amigo Solaris Sánchez.

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP