lunes, 22 de junio de 2009

Políticas económicas para el desarrollo industrial de México. I

El impulso a las microempresas en muchos países ha sido vital para el desarrollo de las economías domesticas y motores del mercado que pueden no apagarse en caso de crisis económicas externas por tener hasta cierto punto distintos objetivos de mercado, stocks o si se hacen con ayuda de ahorros y no de créditos, este sector puede mantenerse firme.

Pero dada su importancia ¿cuáles son los problemas que reducen la capacidad del éxito de las microempresas?

Podemos poner el ejemplo de un modelo de negocio del sector tecnológico, podría ser una empresa dedicada al software o de manufactura de electrónicos.

Descentralización

El primero de ellos es la formación de polos para el desarrollo de las industrias tecnológicas y la falta de planificación regional, los centros generadores de crecimiento deben ser tomados como alternativos a “las cadenas productivas preparadas para el abastecimiento del exterior”.

La polarización como prioridad en los gobiernos de nuestro país se convierte en un activo de centralización de recursos y de olvido en la capacidad real de desarrollo económico, ya que la capacidad tecnológica únicamente se atribuye a los grandes centros industriales y se soslaya la posibilidad de un desarrollo paritario entre los habitantes de las grandes urbes y los habitantes de las zonas periféricas y poblados.

Los resultados de la formación de nuevos centros de desarrollo tecnológico sería en todo caso el cierre de la brecha de la competitividad entre sectores marginados y la ciudad, es decir la conformación de nuevas áreas y centros de información para la capacitación para la asesoría en la integración de nuevos modelos de negocio.

Translate

  © Blogger template 'Minimalist F' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP